Reflexión

Si a cada uno de nosotros nos dieran cinco minutos para explicar al mundo quiénes somos, a quiénes amamos, por qué sufrimos, qué añoramos, qué deseamos… y si el mundo nos escuchara…tal vez así nos haríamos menos daño. Y quizá, por qué no, llegaríamos a querernos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.