Animales en la fantasía juvenil: encuentra tu favorito

Animales en la fantasía juvenil

Los animales en la fantasía juvenil no tienen por qué ser necesariamente criaturas mágicas que solo pueden existir en nuestra imaginación. También aparecen animales comunes, algunos con cualidades extraordinarias y otros ni siquiera eso, pero que gracias a ellos las historias de los libros que leemos son maravillosas.

 ANIMALES EN LA FANTASÍA JUVENIL QUE NO EXISTEN (O NO LOS HEMOS VISTO AÚN)

Animales fantásticos y dónde encontrarlos de J. K. Rowling

Se trata de un libro de texto dentro de otro libro, Harry Potter y escrito por el ficticio magizoólogo (estudioso de las critaura mágicas), Newt Scamander.

El libro contiene seres mágicos de todo el mundo encontrados y descritos por Sacamander. Las especies se dividen por su nivel de peligrosidad: Aburridas, Inofensivas, Peligrosas y  Muy Peligrosas. Entre todas ellas tú puedes votar por tus animales fantásticos favoritos aquí.

 

Fújur, el dragón de la suerte de La historia interminable (Michael Ende)

animales en la fantasía juvenil

Fújur es un dragón blanco de la suerte, de carácter afable y gran corazón. Su tamaño es grandioso, con un cuerpo muy largo y flexible que está cubierto por escamas. Se mueve con ligereza por los aires serpenteando, sin necesidad de tener alas. El dragón Fújur acompaña a Atreyu en una gran parte de la Gran Búsqueda.

Seguramente hayas visto la película que está inspirada en este libro, y digo inspirada porque en ella se eliminó casi la mitad de la novela y muchos de sus personajes. El escritor, Michael Ende, quedó tan insatisfecho con el resultado que pidió que eliminaran sus nombre de los créditos.

Hablando de la película, siempre he tenido cariño a su Fújur, un dragón con cabeza de perro Goden Retriever. Sobre todo ahora, que un miembro de mi familia, Choco, es uno de estos perros.

ANIMALES EN LA FANTASÍA JUVENIL COMUNES

Entre los animales en la fantasía juvenil, yo me quedo con los animales comunes. No se trata de una cuestión literaria, sino que para mí los animales ya son mágicos por su propia esencia.

Aquí te dejo una pequeña lista. Alguno de estos animales fueron personificados con habilidades humanas, y otros son animales, aunque vulgares, llenos de encanto. Te aviso que dejo para el final mis tres favoritos.


Iorek Byrnison, el oso acorazado de Luces del Norte (Philip Pullman)

Animales de la fantasía juvenil

Luces del Norte es el primer libro de la trilogía de la Materia Oscura, que seguramente te suene por su adaptación cinematográfica, La brújula mágica.

Además de Iorek Byrnison, en este libro todos los humanos tienen su propio daimonion, o tótem: una manifestación de su alma con forma cambiante de animal. El daimonion de la protagonista, Lyra, es Pantalaimon.

Si tienes curiosidad por saber cuál es tu tótem, aquí te dejo un test que descubrí hace un tiempo. El mío es el águila. ¿Y el tuyo?.

 

 

Napoleón, cerdo de Rebelión en la Granja (George Orwell)

Animales en la fantasía juvenil

El cerdo Napoleón es uno de los protagonistas del libro Rebelión en la granja, escrito por uno de los mejores autores de distopía fantástica de la historia, George Orwell. Napoleón representa al dictador soviético Stalin.

En el inicio de la novela, los cerdos Snowball y Napoleón, son los líderes de la revolución. Cuando surgen diferencias entre ambos, Napoleón lanza a los perros contra Snowball y este debe huir de  la granja.

Aunque algunos dicen que solo es un mito, he leído en varias ocasiones que en Francia sigue vigente la ley que prohíbe llamar a un cerdo Napoléon.

 


Richard Parker, el tigre de La vida de Pi (Yann Martel)

Animales en la fantasía juvenil

Entre novela fantástica juvenil y libro de aventuras, La vida de Pi narra la historia de un joven indio que viajando en barco junto a su familia y a los animales de su zoológico, acaba como un náufrago en un bote salvavidas con la única compañía de un tigre de Bengala, una hiena, una cebra herida y un orangután.

El tigre, Richard Parker, acaba siendo el único animal superviviente en el bote, que se mantiene vivo con los peces que pesca Pi y el agua que éste le facilita. De este modo, Pi se muestra como el macho alfa del bote y evita que el tigre le mate.

Lobo, de la novela Hermano Lobo, de la saga Crónicas de la prehistoria (Michelle Paver)

Animales de la fantasía juvenil

La novela se ambienta en la Edad de Piedra. Un niño llamado Torak se queda sólo en el mundo después de que las fuerzas del mal mataran a su padre. En sus aventuras le acompaña Lobo, a quien encuentra cuando solo es un lobezno solitario.

 

 

 

Zarpa de Fuego, de los Gatos Guerreros, serie de novelas fantásticas juveniles  de Eric Hunte.

Animales en la fantasía juvenil

Colorado es un gato doméstico que se adentra en un bosque y allí conoce al Clan del Trueno, unos de los cuatro clanes de gatos salvajes. El clan le acoge como aprendiz y le da el nombre Zarpa de Fuego. El gato entrenará con sus nuevos amigos para convertirse en guerrero.

Otras sagas de Eric Hunte (pseudónimo bajo el que escriben las autora Kate Cary, Cherith Baldry y Tui Sutherland) son Seekers, protagonizadas por osos y Survivors, por perros.

 

Y aquí van mis tres debilidades:

Aslan, el león de Las Crónicas de Narnia (C. S. Lewis)

Animales en la fantasía juvenil

¡Qué puedo decir de Aslan!

Sin duda uno de mis animales en la fantasía juvenil favoritos. Un león majestuoso que me ha hecho temblar, suspirar y a veces llorar. Aslan es un animal lleno de sabiduría y bondad que sin duda mucho tuvo que ver a la hora de introducir animales personificados a mi mundo distópico, convirtiéndolo en una distopía fantástica. 

Lo que más me gusta es que a pesar del poder y la fuerza que posee, su nobleza y su sentido de la justicia están por encima de todo. Cuando era niña soñaba con tener a Aslan como amigo. Aun hoy lo sigo soñando.

Gato de Cheshire, de Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas (Lewis Carrol).

Animales en la fantasía juvenil

El gato de Cheshire, que también aparece en A través del espejo y lo que Alicia encontró allí, es famoso por su capacidad de aparecer y desaparecer a voluntad y por su enorme sonrisa. De hecho, a veces todo el gato desaparece, dejando solo la sonrisa detrás.

Alicia y el gato de Cheshire mantendrán durante sus aventuras conversaciones que, aunque parezcan disparatadas, esconden grandes enseñanzas para la niña.

El nombre “Gato de Cheshire” viene del dicho de la Inglaterra victoriana, “Grin like a Cheshire Cat”, aunque nadie sabe realmente de dónde vino. Podría proceder de los famosos quesos en la ciudad de Cheshire, que, según cuenta la historia, estaban hechos con forma de cara de gato. Al comer parte de la “cara” del queso y dejar el resto, podría parecer que solo quedaba la sonrisa del animal.

El toque de locura del Gato de Cheshire es una cualidad que yo creo que debería acompañar a todo artista. Ya lo dijo él: “aquí todos estamos locos”. Y por eso, junto a una compañera cree una revista para artistas noveles a la que llamamos Revista Cheshire.


Totó, el perro de El maravilloso Mago de Oz (Lyman Frank Baum)

Animales en la fantasía juvenil

Tal vez tú no incluirías a Totó en esta lista de animales en la fantasía juvenil. Pero yo reconozco que con frecuencia no soy muy imparcial. Siento especial amor por los perros, y este en concreto me ayudaba en mi niñez a soñar con mundos maravillosos más allá de mi pequeño barrio.

Podrás decir que se trata de un perro vulgar–créeme, ninguno lo es–, pero la acción de la novela comienza justo cuando una malvada mujer se lleva el perro de la protagonista, Dorotea (Dorothy en su lengua original, y más conocida por la película). Dorotea sufre tanto dolor al perder a su perro que desea con todas sus fuerzas marcharse de aquel lugar que le parece tan terrible, Kansas, a algún otro sitio mucho más maravilloso. Dorothy llegará a aquel lugar, Oz, y le acompañará su perrito Totó.

Por fortuna, a mí nunca me arrancaron de mis brazos a ninguno de mis perros, aunque sí recuerdo pasear por el campo que había detrás de mi casa con el primero de ellos, Willy. Entonces deseaba con todas mis fuerzas conocer otros mundos más allá de aquel pueblo de las afueras de Madrid.

Con los años logré llegar a más lugares del mundo de los que jamás habría imaginado, y en alguno de ellos, he estado con mi tercer perro, que tal vez imaginas como se llama… Pues sí, Totó.

¡Ah! Y como Dorotea, yo también volví a casa sabiendo que mi verdadero hogar siempre se encontrará donde esté la gente a la que más quiero.

 

Pues ya estoy llegando al final de esta entrada, y me acabo de dar cuenta de que he nombrando a tres de los cuatro perros que han formado parte de mi familia. Así que no terminaré sin nombrar al que me queda. Se trata de un tal Tango, al que por casualidad, o no, le escribí mi primera novela, La Sonrisa de Tango.

Bueno, ya conoces algunos de los animales en la fantasía juvenil y cuáles son mis favoritos. Ahora dime: ¿has encontrado ya al tuyo?

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.